sábado, 7 de marzo de 2009

Darwinismo. Todos son sospechosos.



Daniel Dennett, filósofo y profeta

Kenneth R Miller, el azote permanente de los proponentes del Diseño Inteligente ha sido acusado a su vez de creacionista por otro darwinista más fanático: Jerry Coyne. Al Robespierre-Miller le ha llegado la hora de encaminarse hacia la guillotina. Estas acusaciones contra fervorosos ortodoxos no son nada nuevo, hace años que Daniel Dennett acusaba a Gould de tener un programa oculto, cuando al paleontólogo se le cae la baba con solo recordar a Darwin, y se proclama permanentemente darwinista.
Creo que esto irá en aumento, se miran unos a otros con el rabillo del ojo y se escudriñan mutuamente para ver si hay infiltrados.
En mi opinión deberían organizarse de forma centralizada y elegir un Stalin que decida quién peca contra la Ciencia porque ahora con acusaciones de todos contra todos están liando una enorme algarabía y el darwinismo necesita un poco de orden y tranquilidad para poder enfrentarse al enemigo principal, pues estos enfrentamientos están debilitando al cientifísmo.
Mi propuesta para el cargo de Secretario General, descartado Dawkins por su desviacionismo, sería Dennett, que da el tipo, y a quién no se puede acusar de pusilánime y que ha propuesto encerrar en jaulas a las personas religiosas, aunque nunca se sabe. Puede resultar que todo el Comité Central estuviera conspirando contra la Ciencia Darwinista en secreto y disimulando durante muchos años como ya le pasó a Stalin.
Lo que es indudable es que los observadores externos vamos a estar divertidos con sus paranoias.

2 comentarios:

GatoPato dijo...

No me extraña que el pobre Sampedro esté acojonado; cualquiera puede puede ser un traidor a la causa.

Anónimo dijo...

Hola
Acá hay un DESAFÍO para TODOS los Creacionistas…
http://oldearth.wordpress.com/2009/02/25/el-modelo-creacionista-a-examen/
Saludos.

Phosphoros.