miércoles, 25 de marzo de 2009

El avance de la ciencia arrincona las fantasías darwinistas


Única especie del phylum Placozoa: Trichoplax adhaerens

Un extraordinario trabajo, publicado recientemente en donde se modifica "el árbol de la vida" y sobre todo, muestra una vez más, que la información genética sustantiva es previa a la evolución.

Los placozoa, que están en la base del árbol evolutivo, ya poseían la información necesaria para la formación del sistema nervioso, órganos de los sentidos y otras características que aparecerán mucho después en la evolución.

El darwinismo no sabe como enfrentarse a estos datos que el avance de la ciencia nos muestra cada vez con mayor claridad ¿Cómo aparecieron esos complejos programas genéticos, para actuar en un lejano futuro? Ninguna presión selectiva, ni ningún otro mantra darwiniano sirve. La única solución por el momento es esconder la cabeza como el avestruz y esperar que escampe, o que tan extraordinarios datos puedan pasar inadvertidos.

Traducción del resumen del artículo publicado en PLoS Biology (Las negritas son mías):

Siguiendo uno de los principios básicos en biología evolutiva de que las complejas formas de vida proceden de ancestros más primitivos, durante mucho tiempo se creyó que los animales superiores, los bilaterales, surgieron de otros organismos más simples (diploblasticos) como los cnidarios (corales, pólipos, y medusas). Un gran número de estudios, utilizando diferentes bases de datos y distintos métodos, han tratado de determinar el grupo de animales más ancestrales, así como el ancestro de los animales superiores. Aquí, nosotros usamos todas las posibles pruebas de análisis, incorporando todos los datos disponibles (incluyendo la morfología, el genoma, y los datos de expresión génica) y llegamos a una conclusión sorprendente. Los bilaterales y Cnidaria (junto con los demás animales diploblasticos) son de hecho grupos hermanos, es decir que han evolucionado en paralelo a partir de un ancestro común muy simple. Se concluye que los animales superiores (Bilateria) y animales inferiores (diploblasticos), probablemente se separaron muy pronto, al principio de la evolución de los animales metazoos y han evolucionado independiente sus complejas estructuras anatómicas, incluyendo cuerpo ejes, sistema nervioso, los órganos de los sentidos, y otras características . La similitudes en varios órganos complejos (como los ojos) fue el resultado de los dos linajes con el mismo conjunto de herramientas de base genética, que ya estaba presente en el ancestro común. El estudio identifica los Placozoa como grupo más basal de los diploblasticos y, por tanto, un fósil viviente del genoma que demuestra muy bien, no sólo que el complejo de herramientas genéticas surge antes de la complejidad morfológica, sino también que estos kits pueden formar estructuras morfológicas similares en paralelo.


17 comentarios:

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Los genes que regulan la formación de los dedos de Vladimir Horowiz son los mismos genes que regulaban la formación de las aletas de los primeros peces. Hacen falta MUY POCOS CAMBIOS (relativamente hablando) en el "contenido" de esos genes y en la "modulación" de sus ritmos de expresión, para tener, o bien la aleta de una sardina, o bien la mano mágica de Vladimir. Lo que pasa es que esos mismos genes de los peces ancestrales pudieron evolucionar igual de bien para dar lugar a las alas de un periquito.
.
Los genes que regulan la bioquímica "básica" de TODOS los seres vivos son iguales, y por lo tanto, debían estar presentes en los ancestros comunes a todos los seres vivos actuales.
.
Que a partir de un genoma COMÚN se hayan podido DIVERSIFICAR muchos genomas RELATIVAMENTE diferentes (pero parecidos en lo básico), no sólo no es incompatible con el darwinismo, sino que es lo que CABE ESPERAR si uno acepta esa teoría.
.
O, según tú, ¿cómo deberían ser las RELACIONES entre los genomas de esas especies SI el darwinismo fuera correcto?.
.
Y ya, para el caso, ¿cómo DEBERÍAN ser las relaciones entre los genes que regulan la mano humana, el ala del loro y la aleta de la sardina, según la TEORÍA que a ti te parezca más razonable? Asi podremos comparar.

Pepe dijo...

Si la información genética estaba allí desde el principio y la evolución es solo el despliegue de esa información genética, la bacteria no llega a ser un elefante o una almeja aprovechando los errores en la copia del genoma como presume la doctrina.
Si la aparición de las manos o las aletas se produce con la supresión de actividad genética previa,
http://evolucion-y-darwinismo.blogspot.com/2008/04/no-se-dan-por-enterados-si-diseo.html con solo esos pequeños cambios que menciona, esto se parece mucho a un programa inteligente y con visión de futuro.
Alguna vez tendrán que abordar el tema de la aparición de la información genética sustantiva en enormes bloques y no poquito a poco, y ahora más que aparece antes y más compleja de lo que se suponía.
En fin, el avance de la ciencia arrumba las fantasías darwinistas, usted puede invadir mi blog con cien larguísimos comentarios intentando formar cortinas de humo con su palabrería, pero no podrá tapar el Sol con un dedo.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Pepe, es que cuando dices "LA" información genética, estás yendo por el camino equivocado ya. Obviamente, el genoma de Horowitz no tiene LA MISMA información genética que el genoma de la sardina: tienen información genética PARECIDA. Una medida burda (pero objetiva) de la diferencia (o semejanza, según se mire) entre ambos genomas es simplimente "contar" en cuántos lugares las bases coinciden y en cuántos no (no es así de simple, porque puede haber duplicaciones, recortes, etc., pero bueno); por otro lado está el hecho de que una diferencia MUY PEQUEÑA en unas "letras" del genoma puede llevar a resultados finales (después del desarrollo del organismo) bastante diferentes. Es como si tu y yo tenemos dos indicaciones de un recorrido que empieza en una determinada esquina de una ciudad, y que simplemente se limita a decir, en cada cruce, si tenemos que ir a la derecha, a la izquierda o de frente (3 posibilidades); a veces BASTARÁ con que en uno solo de los cruces nuestras dos indicaciones varíen (en la mía pone "izquierda" y en la tuya "derecha"), AUNQUE TODO LO DEMÁS SEA IGUAL, para que terminemos en sitios muy alejados. Así que, dos genomas con INFORMACIÓN GENÉTICA muy parecida, pueden dar lugar a ÓRGANOS Y CONDUCTAS muy diferentes (aunque, en general, homólogos).
.
Es verdad que esto se PARECE mucho a "un programa inteligente y con visión de futuro", pero esa es la gracia del darwinismo, que explica de qué forma se produce la APARIENCIA de finalidad y teleología, aunque se trate de un proceso meramente mecánico y "ciego".
.
Bien mirado, de todas formas, no se parece TANTO: una vez que la selección natural consigue un resultado "robusto", es más fácil MODIFICARLO para adaptarlo a nuevas necesidades, que resolver esas necesidades "inventando" un órgano totalmente nuevo... ¡¡¡QUE ES LO QUE ESPERARÍAMOS DE UN DISEÑADOR INTELIGENTE!!!
.
Ý por último, coincido contigo en que la gran cuestión es si la información genética "sustantiva" (¿alguna definición más precisa, por cierto?) aparece ALGUNAS VECES "en bloques", o, como pensaba Darwin y piensan los "darwinistas ortodoxos" (uséase, gradualistas), si aparece SIEMPRE poquito a poco. No creo que la MAYORÍA de los que hoy nos consideramos "darwinistas" nos juguemos el pescuezo por el gradualismo (Gould y Margulis han sido en esto MUY convincentes): lo que deseamos es ENTENDER cómo funciona el genoma y de qué modo las restricciones informacionales pueden afectar a la mayor o menor viabilidad de ciertas mutaciones (o macromutaciones). Pero, en todo caso, PASE LO QUE PASE con la información genómica en la naturaleza, lo importante es que son cosas que pasan en la intimidad de los ovarios y los testículos (u órganos análogos) de unos bichos desesperados por echar un quiqui en los próximos minutos, y no en un laboratorio de un diseñador inteligente.
.
Por cierto, tampoco pretendo tapar el sol con el dedo, sólo extender un poco la mano para no deslumbrarme (como les pasa a otros).
.

Anónimo dijo...

Fantástica argumentación, Sr Zamora.

Los darwinistas seguirán teniendo siempre toda la razón en la medida en que vayan renunciando a todos y cada uno de sus principios.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Anónimo:
gracias por el elogio, que me tomo comol. Yo soy darwinista por accidente, pero empirista y anti-dogmático por esencia: creo aquello para lo que más convincentes son los datos empíricos; así que, de momento, lo más convincente es el darwinismo, pero no me duelen prendas en ir cambiando mis creencias por otras a medida que los datos apunten en otra dirección.

Pepe dijo...

Es verdad que esto se PARECE mucho a "un programa inteligente y con visión de futuro", pero esa es la gracia del darwinismo, que explica de qué forma se produce la APARIENCIA de finalidad y teleología, aunque se trate de un proceso meramente mecánico y "ciego".
.
Bien mirado, de todas formas, no se parece TANTO: una vez que la selección natural consigue un resultado "robusto", es más fácil MODIFICARLO para adaptarlo a nuevas necesidades, que resolver esas necesidades "inventando" un órgano totalmente nuevo... ¡¡¡QUE ES LO QUE ESPERARÍAMOS DE UN DISEÑADOR INTELIGENTE!!!



Hasta hace poco, para los darwinistas, era la selección natural la que inventaba órganos totalmente nuevos múltiples veces de forma independiente y paralela, para resolver un problema evolutivo. Según esto, la visión había evolucionado más de cuarenta veces de manera independiente por la poderosa selección natural. Cuando se descubrió el PAX 6 no tuvieron más remedio que cambiar, aunque ahora no existe realmente una explicación darwinista de esta evolución homóloga, sobre todo de la aparición previa de la información genética que producirá en el futuro muy diversos modelos de ojos. Sin embargo esto es ahora lo que se esperaría de un diseño inteligente según Zamora y los de su calaña, ( todo un grito, con mayúsculas, negrita y tres signos de admiración) lo que antes se esperaba de la todo poderosa selección, se trasfiere al diseñador.
Realmente no me interesan mucho las esperanzas y conjeturas cambiantes de estos fanáticos darwinistas, pero Zamora me pone perdido el blog con sus tonterías en vez de emplear el suyo, como debería.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

¡Oye, que también 'empleo el mío'! En fin, me cuesta trabajo entender PARA QUÉ quieres tener abiertos los comentarios en el blog, ¿para que la gente te jalee? Pues aquí lo tienes:
"¡Bravo, Pepe! ¡Qué blog más cojonudo! ¡Sigue así!"
.
Hala, ya está (¡qué poco trabajo cuesta satisfacer a ciertos egos!). Pasemos al asunto.
.
Lo que señalas es que los científicos han cambiado de opinión cuando se han presentado pruebas en contra de lo que creían. ¡Toma ya! En eso CONSISTE que sean científicos, y no sacerdotes.
.
Ya querríamos haber averiguado YA los PROCESOS moleculares, genéticos y orgánicos PRECISOS mediante los que los seres vivos van cambiado a lo largo de los eones (y, como he dicho otras veces, a través del coito como la intervención más 'inteligente' en el proceso; es lo que tienen los bichos, que no piensan casi más que en eso), pero cuesta mucho trabajo, y vamos poco a poco. Seguro que dentro de cincuenta años habremos descubierto cosas que ahora ni se nos pasan por la cabeza (ni a los darwinistas, ni a los antidarwinistas), como no se les pasaba por la cabeza en 1920 algo así como el código genético.
.
La cuestión es: ¿y tú qué propones EN VEZ de eso?
.
Aunque, en fin, no sé para qué pregunto: te lo he preguntado ya otras veces, y no tengo respuesta. (Como esta vez, que no respondes a nada de lo que argumento contra tu entrada, además de dedicarte a insultar... que eso sí, lo haces la mar de bien).

Pepe dijo...

Mantengo abiertos los comentarios por si alguien tiene algo que decir, lo que usted aprovecha para dar rienda suelta a su palabrería e intentar confundir con su bombardeo por saturación. La verdad es que lo podría censurar como hacen conmigo en los blog darwinistas.
Ya veremos.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Tú mismo, Pepe. Yo, desde luego, no censuro a nadie en mi blog.
.
Lo que no entiendo es por qué lo que yo tengo que decir no entra en la categoría de 'por si alguien tiene algo que decir'. No pretenderás que todo el mundo te dé la razón en todo siempre, ¿no?

Anónimo dijo...

Leemos aquí que la presión selectiva es un mantra del pensamiento darwiniano. Es un punto importante. ¿Hay otros mantras?, ¿cuándo se recurre a los mantras de pensamiento?, ¿cuántos y cuáles son esos mantras?. En el libro de Vallejo se hace un catalogación léxica de las expresiones ligadas al término "adaptación"; son muchísimas pero sólo son una en el sentido de que son formas de inventar interminables acciones de la "adaptación" que es rechazada por Vallejo como concepto biológico, junto a la cohorte de expresiones de la "adaptación".
Luego está el gradualismo, ¿es otro mantra?. Ya serían tres: presión selectiva, adaptación (presentada de incontables modos) y gradualismo. El azar podría ser otro mantra darwinista, en este caso sería compartido. Necesitamos una lista de estos mantras. No va a ser el darwinismo el único que hace y aplica sus ridículas listas y las llama "pensamiento". Con esa lista prodríamos observar si el darwinismo es una réplica de listas duplicadas. Es curioso ver que los darwinistas citas pasajes de la obra de Darwin como si las cosas hubiesen ocurrido tal como las escribió Darwin y se ponen de los nervios con las interpretaciones no ortodoxas de sus conceptos inamovibles, es decir, replicados por éllos pero irreplicables por los demás, los que no se saben su lista de mantras. La escritura literal de Darwin ¿otro mantra?.

Daniello dijo...

Me parece muy interesante el debate entre darwinistas y detractores. Y lo digo especialmente por los comentarios de Jesús Zamora Bonilla; no me parece que diga tonterías.

Para que el debate sea interesante deben confrontarse ideas opuestas; esta es la forma en que uno (que se considera un agnóstico sin ideas preconcebidas) pueda llegar a alguna conclusión. Porque reconozco que estoy bastante perdido en este asunto y no sé qué creerme.

Acabo de ver el vídeo "La clave del Misterio de la vida" y me ha gustado mucho. Pero como apoya el Diseño Inteligente echo de menos ideas que puedan rebatirla.

Por cierto, Pepe, no veas la envidia que me das por tu nivel de inglés. En www.plosbiology.org me pierdo con tantos términos técnicos.

¿Me recomiendas algún buen libro?

Un saludo

Pepe dijo...

Hombre Daniello, es una pena que no pueda encontrar discursos para rebatir las ideas del DI. Sabía que estábamos arrollando a los darwinistas pero no hasta ese punto ¡Pobrecillos!

¿Un buen libro? "Los papeles póstumos del Club Pickwick", es muy divertido.
Saludos

Iacchos dijo...

Vaya, tienes sentido del humor.

Verás, acabo de coger vacaciones y quiero aprovechar el tiempo aprendiendo, no leyendo novelas.

Por eso preguntaba por un libro; que rebata ideas darwinistas y que merezca la pena.

Por ejemplo, ¿alguna opinión sobre "Darwin contraataca", de Woodward?

Un saludo.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Pues hombre, lo mejor que conozco escrito en castellano es "Deconstruyendo a Darwin", de Javier Sampedro.
Ahí se plantea que el darwinismo es una teoría a superar, como la teoría de Newton... lo que ocurre es que seguramente no se va a superar recurriendo a teorías más antiguas aún (de que hay un viejete moviendo los hilos por ahí, p.ej.), sino por teorías que aún no se han descubierto.

Iacchos dijo...

Gracias, Jesús.

Pues es curioso, porque esta misma mañana he estado en una librería y me he comprado precisamente ese libro: "Deconstruyendo a Darwin".

Voy por el capítulo sobre el equilibrio puntuado. Hasta ahora me está resultando muy interesante. Está escrito en el 2002 y el autor explica bien las cosas, aunque me hubiera gustado un poco más de profundidad en algunos temas.

El problema con este tipo de cosas es estar al día con los nuevos experimentos y descubrimientos que se hacen. Y para ello uno no tiene más remedio que suscribirse a revistas especializadas, y en inglés.

Me interesa especialmente los avances en abiogénesis. Y a punto estuve de comprarme el libro de Lynn Margulis "Los orígenes de la vida" o algo así.

Por cierto, Daniello y Iacchos somos el mismo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Pregunta: ¿No será que pensaremos diferentes darwinistas y no darvinistas, porque no nos adaptamos igual a medio?

Respuesta: Pues puede. La diferencia debe estar en el agua.

¿Cómo?

¿Y por qué no?

Soy darwinista y también creo que hay que seguir avanzando... aunque a veces hay que revisar... no sea que nos hayamos saltado algo interesante.

Saludos. Mari

Anónimo dijo...

Errata:

No pensaremos, si pensamos