martes, 24 de febrero de 2009

Un programa metafísico frustrado

Popper tenía en estima al darwinismo, aunque no podía considerarlo científico por su escaso valor predictivo, lo consideraba positivo como "programa metafísico de investigación" porque algo predecía. Si los mecanismos darwinianos producían la evolución esta debería ser gradual, pasito a pasito, el "natura non facit saltum" de Darwin.

Predice que si una tal evolución (darwinista) se da, sera gradual.

La gradualidad es así, desde un punto de vista lógico, la predicción central de la teoría. (A mi parecer es la única predicción)

Karl Popper


Hoy el programa metafísico está agotado. El avance del conocimiento ha desvelado que los grandes cambios evolutivos son bruscos, nada graduales. La Explosión Cámbrica con la aparición de todos los phyla animales en un instante geológico sin antecedentes fósiles divergentes, es exactamente lo contrario a lo que predice la teoría, pero no solo la explosión, la aparición de todos los taxones superiores (los grandes cambios evolutivos) siempre es brusca.

Ayala, el mismo que asegura ahora que el neodarwinismo está más demostrado que la teoría heliocéntrica, escribía hace años a propósito de esto:

Los orígenes evolutivos de los taxones superiores son poco conocidos. La posibilidad de que las brechas tengan como causa la extinción de intermedios se convierte cada vez en más inverosímil.

La mayor parte de de los órdenes, clases y filos aparecen de repente y normalmente con todos los caracteres que las distinguen.

Estamos obligados a concluir que la mayor parte de los taxones realmente nuevos que aparecen repentinamente debieron de hecho de originarse repentinamente
.


Si la única predicción del programa metafísico de investigación resulta falsada de forma tan contundente, que casi podemos afirmar que parece existir alguna una ley natural que exige que los cambios evolutivos sean más rápidos cuanto más grandes, la reacción de los doctrinarios, no puede ser otra que la que ha sido: la ocultación de datos, el griterío, el abandono de la biología, las amenazas o el paso a la teodicea, eso sí proclamándose muy, muy científicos.

2 comentarios:

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Totalmente de acuerdo, y lo que ha hecho la comunidad científica, a la luz de los datos, es sustituir ESE programa de investigación frustrado, por otro: el NEODARWINISMO.

Pepe dijo...

Solo desde la ignorancia que no creo en este caso, o desde el afán de liar lo que está claro, puede Zamora afirmar eso.
El neodarwinismo o síntesis evolutiva moderna quedó establecido en los cuarenta. Los comentarios de Popper, de los años setenta, naturalmente se refieren a la doctrina darwinista moderna, tras su integración con la genética mendeliana y con su subproducto: la genética de poblaciones.
Los mecanismos evolutivos de la síntesis acentúan el carácter gradual de la evolución.