domingo, 18 de mayo de 2008

El trilero Savater progresa adecuadamente.




Para descansar un poco de la evolución biológica, veamos como evoluciona el pensamiento progresista. El artículo es de hace muchos meses pero es un buen ejemplo de los trucos que emplean estos tipos.


No hay duda de que Savater es progresista. Antes era de izquierdas pero tras décadas de debate han llegado a la conclusión de que Stalin era de izquierdas y no solo Stalin que ya está muerto, lo malo es que también lo son Madrazo y Tardá. Como es necesario delimitar claramente el territorio de los buenos y de los malos, Savater se dedica a recalificar los conceptos; progresista en la nueva definición savateriana es idéntico a bueno y reaccionario a malo, puede haber progresistas de derechas y reaccionarios de izquierdas, pero no progresistas malos o reaccionarios buenos.

Savater nos comunica solemnemente que Stalin era de izquierdas, de la izquierda pura y verdadera pero reaccionario. Según el DRAE reaccionario es alguien que propende a restablecer lo abolido y opuesto a las innovaciones, pero para el primer intelectual de las Españas, lo importante no es lo que significan las palabras, lo importante es saber quién manda, y ha quedado claro que él sigue al mando de la tropa de intelectuales, artistas, periodistas, progresistas y laicos en general en la noble tarea de la educación ciudadana, pues nadie le rechista ante tanto despropósito.
Savater como cualquier concejal de urbanismo listo deja a su lado de la linde todo lo valioso y la inmundicia fuera, aunque para ello tenga que cambiar radicalmente el significado de las palabras. Ni Madrazo ni Tardá son reaccionarios, no propenden a restablecer lo abolido ni son opuestos a las innovaciones. Savater puede dedicarse a la recalificación ideológica pro domo sua como el concejal pero a ambos le es exigible un mínimo de decoro y ocultación de la estafa. No veo justo que todos se ensañen con el concejal fulero y a Savater se le permita todo cuando al fin y al cabo ambos trabajan por el progreso de este nuestro país o Estado con sus recalificaciones.

1 comentario:

irichc dijo...

Progresista ha de equivaler a bueno a la fuerza, ya que el progreso se asocia a la superación de la ignorancia, a la generosidad y a otros nobles propósitos que asfaltan el camino del infierno. Savater sólo está reciclando aquí sus quimeras marxistas, después de dejar para el vertedero de la historia lo único solvente de esa filosofía, que es la crítica económica. A esto lo llama avanzar.