jueves, 23 de octubre de 2008

La sopa, pócima mágica del darwinismo.





Los creyentes darwinistas piensan que la vida se originó en la sopa templada primigenia. Hace mas de cincuenta años Miller y Urey realizaron "El Experimento", prepararon en sus matraces y retortas lo que ellos pensaron que eran los componentes de la atmósfera primitiva: metano, amoniaco, agua hidrógeno y monóxido de carbono y sometidos a corrientes de sesenta mil voltios aparecieron algunos aminoácidos, ahora aparecen más aminoácidos y parece que la sopa estaba caliente por los volcanes.
La sopa tiene poderes mágicos extraordinarios para la religión darwinista. La aparición de aminoacidos es casi una demostración de la generación espontánea en la que creen, un aminoácido es a una célula lo que un ladrillo al Palacio de Buckinghan, pero ellos son ingenuos y con gran fe, y aunque leyesen las consideraciones de Hoyle sobre la imposibilidad de la sopas de producir vida ellos seguirían creyendo, no necesitan pruebas sino esperanza, vagas promesas como las que las brujas dieron a Macbeth tras mirar la sopa ardiente.
Un "programa de investigación" propone el Naturalista, no ha habido tal durante los últimos cincuenta años ni habrá algo parecido, porque la mierda darwinista cuanto más se remueve más huele y lo correcto es invocar a la sopa solo en caso de extrema necesidad y procurar no nombrarla, pero el naturalista es un completo gilipollas que lo mismo recomienda un trato ético a las plantas que justifica el infanticidio, otros darwinistas disimulan mejor.

La campaña que promueve Dawkins a favor del ateísmo tiene el siguiente eslogan:
"Dios probablemente no existe, deje de preocuparse y disfrute de su vida"


Los darwinistas suelen ser personas en estado de permanente cabreo, predicadores y censores fanáticos y obsesivos, si se relajasen disfrutarían más pero es difícil, están muy preocupados con la mayoría de la población que no se traga sus cuentos y sus sopas, sobre todo los americanos. Como ya he comentado, el darwinismo es una religión destructiva, Dawkins, el amargado, afirma pretender abrir un debate y comienza con una campaña publicitaria. Deje de preocuparse y disfrute con el propio Dawkins el predicador.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Rezo por ti Pepe, todos los días, y por Nuestro Señor Jesucristo Redentor
Padre nuestro, que estás en los cielos, venga a nosotros tu nombre.

Jesucristo es amor, Darwin es miseria

Corpi dijo...

Alucina vecina. Pero, ¿esto va en serio?

Iñaki dijo...

Jejejeje, en permanente cabreo dice. Habló...

Anónimo dijo...

Pepe, ponte a estudiar y deja de hacer el ganso, anda.

Anónimo dijo...

Hey Pepe Picapiedra (ancestro simio del pobre pablo), que tan misericordioso es tu señor que no te dio un buen cerebro.