jueves, 11 de febrero de 2010

El darwinismo movimiento fundamentalista.




Daniel Dennett,, el filosofo darwinista por excelencia nos muestra el darwinismo en su aspecto esencial, el fundamentalismo ideológico intransigente es imprescindible para mantener la doctrina. Aquí nos lo explica.




Steve Gould estaba realmente en lo cierto cuando nos llamaba a Richard (Dawkins)y a mí fundamentalistas darwinistas. Y quiero decir lo que es un fundamentalista darwinista. Un fundamentalista darwinista es alguien que reconoce que la evolución Darwinana del todo, o le das la vuelta por completo al universo tradicional y aceptas que la mente, el significado y el propósito no son la causa sino unos efectos bastante recientes del molino mecanicista de los algoritmos darwinianos. Es la opinión sin excepciones de que la mente, el significado y el propósito no son los motores conductores, sino efectos recientes lo que marca, creo, a los verdaderos fundamentalistas darwinistas.



¿Cómo puede una criba despiadada producir los magníficos diseños que vemos a nuestro alrededor? Parece casi imposible que una simple criba mecánica pueda producir unos diseños tan impresionantes en la biosfera. Francis Crick lo llamó la Segunda Regla de Orgel. "La Evolución es siempre más lista que tú." Una y otra vez evolucionistas, biólogos moleculares, biólogos en general, ven algún aspecto de la naturaleza que les parece inútil o tonto o que no tiene demasiado sentido - y luego descubren que es de hecho un diseño exquisitamente ingenioso- es una brillante pieza de diseño - eso es lo que Francis Crick quería decir con la Segunda Regla de Orgel. Esto casi podría parecer un eslogan de la teoría del Diseño Inteligente. Ciertamente Crick no estaba sugiriendo que el proceso de la evolución fuera un proceso de diseño inteligente. Pero entonces ¿como puede ser la evolución más inteligente de lo que tu eres?



Lo que hay que entender es que el proceso en sí mismo no tiene ninguna previsión; es completamente mecánico; no tiene propósito -pero que ese mismo proceso saca a la luz, descubre, una y otra y otra vez, los diseños más maravillosamente brillantes - y que esos diseños tienen un fundamento. Podemos encontrarles sentido. Podemos analizarlos, y comprender por qué son unos diseños maravillosos. Podría ayudarnos a comprender como esto es posible si pudiéramos separar todo este brillante trabajo de diseño, en procesos de los que pudiéramos comprender el fundamento, sin atribuírselo a la razón de un algún diseñador inteligente.



Estos procesos son una carrera armamentística. No sólo una carrera armamentística entre ejércitos de gente inteligente, sino una carrera armamentística entre árboles, y entre bacterias, y entre cualquier forma de de vida que se pueda nombrar. Podemos mirar esta carrera armamentística y ver más y más diseño, soluciones mas exquisitas a los problemas, en maneras que son sorprendentemente similares a las más inteligentemente (pero no no muy inteligentemente) guiadas carreras armamentísticas que no proporcionaron esta metáfora. De todas las especies del planeta, Homo sapiens, es excepcional: es la única especie que ha evolucionado que puede comprender que es uno de los frutos del árbol de la vida.




En realidad la carrera de armamentos a que se refiere Dennett, es con los datos actuales muy poco explicativa de los datos del hecho evolutivo. El enorme paso de la célula procariota a la eucariota, quizás el mayor desde la aparición de la vida es un proceso de colaboración, de fusión y ensamblaje.



fundamentalismo.

1. m. Movimiento religioso y político de masas que pretende restaurar la pureza islámica mediante la aplicación estricta de la ley coránica a la vida social.

2. m. Creencia religiosa basada en una interpretación literal de la Biblia, surgida en Norteamérica en coincidencia con la Primera Guerra Mundial.

3. m. Exigencia intransigente de sometimiento a una doctrina o práctica establecida.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados

7 comentarios:

Emilio Cervantes dijo...

Este hombre habría tomado el bálsamo de fierabrás para vomitar todo esto en la cara de su escudero

Blas dijo...

Cada vez está mas claro que todo esto es cuestión de ideología y no de ciencia.

Anónimo dijo...

Con declaracíones de fe darwinista reconociendo que están contra toda evidencia, como esta de Dennett, unida a "demostraciones" de la omnipotencia del azar como la famosa de la "comadreja" de Dawkins, unos cansados ojos míos, operados quizas de cataratas (ahora de 45 años) vean libros de texto escolares o documentales sobre la vida animal en que se sopese con algún detenimiento que:
caben teorías científicas diferentes al azar para explicar el hecho de la evolución. No pido mucho.

Cruzado dijo...

Sí Pepe, los darwinistas son unos psicópatas fundamentalistas, anticientíficos ellos, pero ya caerán. Llegará el día donde la verdad se sabrá. Son todos así.

Lo felicito por su blog que es un rincón de ideas claras en un mundo dominado por el darwinismo recalcitrante.

cronicas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Iba Mendes dijo...

Esta vertente darwinista ("evo psy") já deu mostra suficiente de seu fundamentalismo. Sinceramente como um não-darwinista, eu não me sentiria seguro caso minha vida dependesse da decisão de um desses fanáticos "puxa-sacos" de Darwin. Eles criticam o fundamentalismo religioso, mas perambulam pelos mesmo caminho. Apenas se escondem por trás de um rótulo de "ciência". É por isso que são motivos de chacotas, como esta:

http://humordarwinista.blogspot.com/2009/11/os-puxa-saco-de-darwin-i_22.html

Iba Mendes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.